Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
arquitectura seo

La arquitectura SEO de una página web lo es todo. Una buena estructura puede propiciar tu proyecto hacia el éxito, mientras que una no trabajada puede orientar todo tu esfuerzo hacia el fracaso.

Uno de los problemas más habituales en las páginas que actualmente encontramos en la red es que se diseñan pensando demasiado en el SEO, lo que produce problemas de importancia como el temido keyword stuffing (es decir, la sobreoptimización de palabras clave).

Además de ser prácticas que están perseguidas por Google, con riesgo de penalizar tu web, también podría afectar a la experiencia del usuario, haciéndote perder importantes posiciones.

¿Por qué deberías trabajar en la arquitectura SEO en cualquier web?

Antes de empezar con cualquier página debes conocer el peso que tiene la arquitectura en el proyecto. Una buena estructura permitirá que el cliente interactúe mucho mejor con la página, la hará más fácil de comprender, versátil y adaptable a todo tipo de usuario.

Además, también mejora los factores que vamos a comentar a continuación:

Mejora del estado de indexación de la página

El webmaster actual aspira a que, cuando un cliente busca su página, no sólo se encuentre un simple resultado en Google, sino que debajo de la URL aparezca todo el listado de categorías. Así podrá acceder más fácilmente a la categoría en cuestión, sin tener que navegar apartado por apartado (esto puede parecer positivo en un primer momento, pero podría llegar a cansarle y al final se terminaría decantando por una opción de la competencia).

Si la página cuenta con una buena estructura de enlaces, se incrementará la cantidad de clicks hacia nuestro proyecto.

Pero siendo realistas, esta estructura no aparecerá por sí misma en Google, ni bastará únicamente con crear categorías.

Es muy importante que Google entienda la web, que sus arañas la puedan recorrer fácilmente y que no se le escape ningún punto. También habrá que priorizar qué tipo de contenido es el más importante.

Mejora de rastreo

Google programa sus bots para que recorran las páginas en un determinado tiempo. Si la arquitectura de tu web es compleja, si el tiempo de carga es demasiado elevado, si hay enlaces rotos, así como cualquier otro contratiempo, es más que probable que alguna parte de tu web se quede sin indexar, o que requiera de más tiempo para que esto ocurra (tiempo que usarán tus competidores para dejarte atrás).

Pero, al fin y al cabo, Google no deja de ser un robot que tiene muchos fallos. Es posible que, aun cuando hayamos hecho bien nuestros deberes, algunas páginas no terminen de ser indexadas.

Recursos como la creación de un sitemap podrían ayudar con la indexación.

Mejora de la experiencia de usuario

Si una web se indexa a la perfección y aunque su contenido es bueno, todo el esfuerzo habrá sido en vano si la experiencia con el usuario no es satisfactoria. Si a la página le quitas los recursos visuales, si el tiempo de carga es elevado, si cada vez que tiene que buscar una sección tiene que dar mil vueltas, lo más probable es que acabe en una página de nuestra competencia.

Una buena experiencia de usuario consiste en facilitar que el cliente pueda encontrar aquello que está buscando, en el mínimo tiempo posible, incluso hasta captarlo para que siga interesándose por el resto de artículos o servicios que le proponemos.

Resumiendo, cuando nos referimos a la arquitectura SEO estamos hablando de trabajar en los pilares en los que se asentará todo lo que nos hace falta para impulsar la web, para darle la máxima visibilidad y para dejar atrás a nuestra férrea competencia.

¿Cómo crear una buena arquitectura de información? 5 consejos clave

1. Análisis del tipo de estructura

Dependiendo de la estructura de la web, Google la podrá recorrer con mayor o menor facilidad. Cuanta más “profunda” sea, más difícil será de recorrer.

Los expertos recomiendan que el nivel de profundidad no sea superior a 3. Y es que, como ya hemos comentado, desde el momento en el que las arañas de Google llegan a la web tienen un tiempo estipulado para comenzar el rastreo. Si tiene que analizar muchos niveles, parece lógico pensar que algún contenido no será indexado.

Principalmente tenemos 2 tipos de estructuras para una web: Vertical y horizontal.

Una estructura en vertical podría llegar a tener 6 niveles, incluso más. Su gran ventaja es que resulta más específica: por ejemplo, si un cliente está buscando menaje para cocina, podría encontrar freidoras, dentro de las mismas freidoras eléctricas, nuevamente dentro podría haber una categoría de freidoras eléctricas sin aceite, otra categoría podría ser freidoras eléctricas sin aceite baratas, etc.

En cambio, la estructura en horizontal reduce el número de categorías. Condesa mucho mejor la información, lo que la hace más accesible de cara a los robots de Google.

Esta estructura permite conseguir unas URLs no tan largas, con menos niveles. La gran ventaja de esta forma de proceder es que las palabras clave serán más relevantes, además de incrementar la posibilidad de que el contenido sea leído por los usuarios.

2. Estructuras de enlaces que tenga sentido

Los bots de Google tan sólo tienen una manera de moverse entre una parte y otra de la web y esto es a través de los enlaces.

Sabiendo esto, ¿Te imaginas qué ocurre si tienes una página que no está conectada al resto del site? Pues, básicamente, que no habrá ninguna manera de llegar a la misma.

Y esto no sólo resulta importante para Google: si un usuario consigue llegar a esta página de alguna manera, no podrá seguir viendo el contenido que le propones, sino que no le quedaría otra que volver al buscador. Contribuye a mejorar el link juice (la transferencia de poder entre las diferentes página) y sobre todo, a la creación de una estructura lógica de enlaces.

El planteamiento es sencillo: cualquier web debería de estar estructurada según una relación de categorías y subcategorías. Eso es lo fácil.

Lo realmente complicado es lograr que esta estructura tenga lógica, que los usuarios se puedan mover fácilmente a lo largo de la misma. Estos 4 consejos te pueden ayudar a conseguirlo:

  • Enlaces relacionados: Puedes añadir enlaces relacionados a otros artículos, productos o servicios al final de cada artículo.
  • Venta cruzada: Este recurso funciona muy bien en las tiendas online (no hay más que ver Amazon para ello). La idea es recomendar un producto a partir de uno que el cliente haya comprado o esté a punto de comprar. Por ejemplo, si compra harina de avena de vainilla, podemos recomendarle que compre harina de avena de oreo.
  • Enlaces en descripciones: Si no sabes cómo implantar el recurso de la venta cruzada, o no te interesa según tu tipo de web, siempre te puedes decantar por agregar directamente un link en las descripciones.
  • Complemento de información: En cualquier parte de tus artículos puedes añadir un link para enlazar con otros artículos que complementen información.

Ejemplo: si tienes un blog de deporte y estás dando consejos sobre cómo mantenerse en forma día a día, si hablas de abdominales podrías enlazar a una página en dónde se tratase específicamente cómo hacerlos.

3. Cuidado con la canibalización de palabras clave (keywords)

Otro error muy habitual que cometemos al crear una arquitectura SEO es pensar en que, cuantas más páginas hagamos relacionadas con lo mismo, mayores posibilidades de posicionarnos tendremos, ya que así estaremos compitiendo por una mayor cantidad de palabras clave.

Aunque no es del todo falso, habrá que tener cuidado de crear un contenido demasiado similar, ya que estaremos compitiendo entre nosotros mismos.

Siguiendo uno de los ejemplos que ya hemos tratado, vamos a suponer que hemos creado una página especializada en la venta de freidoras y que la página que se ha posicionado mejor ha sido la de “freidoras sin aceite”. Llegados a este punto podríamos pensar que es una buena idea crear categorías por marcas, como freidoras sin aceite Tefal, de Bosch, de Arikok, incluso con algunos adjetivos como baratas, compactas o ecológicas.

Hasta cierto punto, estas clasificaciones resultarán interesantes, pero si nos pasamos corremos el riesgo de competir con nosotros mismos, no logrando ningún tipo de resultado.

Si trabajas con contenido muy similar, nos iría mejor si nos preocupásemos por la utilidad de la información, por condensar la máxima información posible, en lugar de por las páginas que Google ha indexado.

4. Aprende a priorizar el contenido

Antes de empezar a redactar contenido deberíamos pensar en lo que vamos a escribir. Los textos más importantes, conocidos como artículos pilar, o Cornerstone, son los que más variedad de información deben de aportar, deben de estar muy completos y enlazar con el resto de secciones.

Una vez que hayamos creado este tipo de contenido, empezaremos por el resto de artículos que, aunque si bien es importante, no resulta tan relevante como los pilares.

En poco tiempo notaremos que el contenido convencional superará en número al contenido pilar y esto es normal. Sin embargo, nunca nos debemos olvidar de que los artículos Cornerstone siguen siendo los más importantes, por lo que en ellos debemos de volcar nuestros esfuerzos para poder posicionarlos (de aquí se desprende la importancia de crear una estructura en forma horizontal).

A la hora de apuntar un enlace hacia a nuestra web es más interesante que lo hagamos sobre el artículo pilar; y es que desde aquí se distribuirá el poder en la página de forma distribuida.

El contenido debería de estar lo más cerca posible de la página inicial, ya que así le costará menos llegar a los bots y los usuarios.

Pero siendo realistas, esto no siempre es posible. Si este es tu caso, siempre puedes buscar una forma de enlazar los contenidos más alejados desde las páginas más relevantes.

5. Creando una arquitectura SILO

Una arquitectura SEO SILO es una técnica que se especializa en la optimización de la página, distribuyendo todo el contenido de la web en silos de keywords. Con esto se persigue mejorar la relevancia de estas palabras clave de cara a los buscadores, logrando mejorar la relevancia de la web.

También ayuda a conseguir una organización semántica del sitio, haciéndolo más cómodo de cara al usuario.

Una manera sencilla de entender la arquitectura SEO SILO es pensar en unos zapatos. Imaginemos que no estamos buscando comprar unos zapatos de una marca específica, sino que lo que nos interesa es que sean de color rojo (por ejemplo, pueden servir para complementar un disfraz que tengamos en mente).

Si las páginas del eCommerce de zapatos están bien agrupadas, por colores, nos será más fácil encontrar zapatos según nuestros criterios.

La única restricción que se impone para dar forma a este tipo de estructura es que los enlaces internos que interconectan la página no pueden ser de tipo dofollow. Requiere de unos conocimientos más avanzados, ya que le tendremos que indicar a los bots por dónde se tienen que mover.

Los errores más importantes a la hora de montar una estructura SEO.

Errores de contenido: Jamás puedes posicionar una web con contenido copiado. De nada sirve copiar la misma descripción que un producto de otra tienda online, por ejemplo. Puede que Google no te penalice por ello, pero tampoco te valorará. También conviene evitar lo que se conoce cómo Thin content, que se refiere la redacción de un texto de escasa calidad y con contenido más bien ajustado.

Versiones de producto: Cuidado con crear varias versiones del mismo producto (añadiendo, por ejemplo, un producto diferente por color, por talla, tamaño, etc.) Recuerda que los CMS actuales permiten trabajar con atributos para evitar crear contenido duplicado en eCommerces

Errores 404: Si una página desaparece de tu sitio web y hay enlaces que apuntan a ella, esto provocará errores de tipo 404, lo que quiere decir que se perderá una importante parte de poder por ahí. Hay herramientas que permiten controlar y corregir el error.

Cuidado con los enlaces tóxicos: Además de todo lo anterior, cuida los enlaces tóxicos, ya que estos pueden lastrar tu estrategia de SEO.

Con estos pasos podrás crear tu arquitectura de información SEO sin errores.

Otros artículos que te podrían interesar:

Aparecer en google, ¿Cómo lograr una buena presencia?
Benchmarketing en SEO, saca ventaja a tus competidores
La nueva era del posicionamiento SEO, se llama SEO Holístico
Primeros pasos para conseguir un buen posicionamiento SEO
Optimización SEO para Google, pero sobretodo para los usuarios
Redactar contenido para tu página web o blog
La importancia de los enlaces entrantes en SEO Local

Consultor SEO especializado en la creación y optimización de negocios online, con más de 10 años de experiencia montando y desmontando negocios online, he tenido tantos éxitos como fracasos, lo que me ha dado una visión global de lo que funciona y de lo que no, solo así puedo dar un servicio de calidad. Todos aquellos que tengáis dudas sobre mis artículos podéis dejar vuestro comentario o contactar conmigo sin ningún compromiso.
xavi@nordicwebsites.com
+34 689 016 444

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *